Corredores Biológicos

La sobrevivencia de poblaciones viables de flora y fauna y de muchos otros procesos ecológicos depende de la conectividad entre áreas que se encuentran en buen estado de conservación, ya sea porque se encuentran declaradas como Áreas Protegidas o porque aún no han sufrido degradación, en ese sentido los corredores biológicos son una estrategia de conservación muy efectiva.

Nuestro trabajo está dirigido a dos sitios claves para la conectividad: la Selva Maya, en el Corredor Biológico Mesoamericano (Hotspot Mesoamerica) y la Sierra de Tamaulipas en el Corredor Biológico de la Sierra Madre Oriental (Hotspots Mesoamérica y Bosques de Pino-Encino de la Sierra Madre.